Ley Justina, un antes y un después: 50 fueguinos en lista de espera para recibir un trasplante

Promulgación y reglamentación de la normativa.

El responsable del CUCAI en la provincia, Eduardo Serra, valoró la reglamentación de la ley que permite la ablación de órganos en toda persona mayor de 18 años que no haya dejado expresa constancia de su oposición. Hay 50 fueguinos en lista de espera para recibir un trasplante.

El responsable del Centro Único Coordinador de Ablación e Implante (CUCAI) en Tierra del Fuego, Eduardo Serra, aseguró que tras la reglamentación de la ‘Ley Justina’ a nivel nacional, “sin dudas se marca un antes y un después en el proceso de ablación y trasplante”, con el nuevo régimen.

Días atrás se publicó oficialmente la reglamentación de la Ley Nacional N° 27.447 de Trasplante de Órganos, Tejidos y Células, conocida como ‘Ley Justina’, que regula la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en todo el país, promulgada en julio de 2018.

Se trata de una ley inspirada en el caso de la niña Justina Lo Cane, que falleció tras una larga espera por un trasplante de corazón. El nuevo régimen establece que toda persona mayor de 18 años se considerará donante, salvo que haya dejado una constancia expresa de su oposición.

En diálogo con EDFM, el doctor Serra explicó que “si bien estamos trabajando bajo el régimen de esta ley desde que se promulgó, hace varios meses, la reglamentación es muy importante porque establece el protocolo de implementación y genera un marco normativo en el procedimiento”, dijo.

El Responsable del CUCAI en Tierra del Fuego, subrayó que desde la sanción de la ‘Ley Justina’, “se registraron más de 350 trasplantes y un récord para INCUCAI, con más de 700 trasplantes en el año a nivel nacional”, valoró; y adjudicó el incremento a que “anteriormente contábamos con una ley que de alguna manera, limitaba el trabajo de ablación y trasplante; aunque toda persona era un presunto donante, ante la negativa de los familiares no se podía avanzar”, expuso.

Allí radica la principal modificación en el régimen de trasplante de órganos, tejidos y células: Antes de la ‘Ley Justina’, la ablación sólo se concretaba en la persona que había expresado su voluntad de ser donante; y en caso de no existir registro por la afirmativa o negativa, la familia tenía la decisión final.

“En Tierra del Fuego, tenemos un promedio de 3,5 ablaciones multiorgánicas anuales”, informó Serra. Y agregó que a partir de la reglamentación de la ‘Ley Justina’, “estimamos que ese número se duplicará; porque no tenemos que pedir el consentimiento de la familia para el operativo de ablación; ya que todos los pacientes son donantes, salvo decisión expresa en vida que indique lo contrario”, explicó.

50 fueguinos en lista de espera

Consultado sobre el trabajo de CUCAI en Tierra del Fuego, el doctor Eduardo Serra detalló que “actualmente hay 50 fueguinos en lista de espera para recibir un trasplante de órganos; 30 en proceso de inscripción y unos 110 en diálisis”, informó.

Asimismo explicó que “en nuestra provincia sólo realizamos procedimientos de ablación, ya que no tenemos capacidad operativa para realizar trasplantes; con nuestros propios profesionales”, y en casos más complejos, “coordinamos con equipos que vienen de otros lugares para realizar el procedimiento; y además coordinamos el traslado de los pacientes a Buenos Aires para someterse al trasplante”, indicó Serra.

El Responsable del CUCAI a nivel provincial valoró “los avances y mejoras en el trabajo de ablación y trasplante, como el que marca la ‘Ley Justina’; así como el profesionalismo y la dedicación de todo el equipo de profesionales que hacen posible este tipo de procedimientos en nuestro país”, cerró.